Puig Campana

Todo el mundo al que preguntábamos respaldaba la grandiosidad y dificultad del Puig Campana, sobre todo subiendo por el famoso Carreró (la famossa pedrera, vaya). Investigamos en la red las reseñas y así lo parecía, hasta en Wikiloc miramos bastantes rutas hacia esta montaña y la misma ruta era calificada por algunos como Fácil y por otros como Muy Difícil, lo que nos despistó bastante. Aún así nos animamos y nos convencimos de que había que hacerlo. Si lo veíamos complicado media vuelta y chapuzón en la playita.

Y la verdad es que no es para tanto. Si uno está acostumbrado a la montaña no tiene que tener ningún problema. Hay que salvar un fuerte desnivel, pero poco a poco se supera sin más dificultad que la física. Subir por la pedrera parece más complicado a simple vista de lo que luego verdaderamente es. La pedrera se supera mayormente por el sendero que discurre por su parte derecha (en ascenso). Nosotros en 2:07 llegamos a la cima, y fuimos bastante tranquilitos. Las he visto mucho peores (Collarada es buena prueba de ello).

La bajada la hicimos por el mismo sitio, aunque se puede hacer por la Cara Norte completando una bonita ruta circular, pero hay que tener tiempo porque es bastante más larga, y nosotros no lo teníamos, aunque nos hubiera gustado hacerlo. La bajada por la pedrera también hace sudar, y hay que tener más cuidado que en la subida para no caerse, pero lo más seguro es que se supere con alguna culada y poco más.

Comenzamos nuestra aventura pasada el Área Recreativa de la Font del Molí, situada en la localidad de Finestrat. Pasada esta fuente, a unos 300 metros más arriba podemos dejar el coche justo enfrente del sendero de subida.

Ya desde aquí abajo la imponente silueta de la montaña impresiona…..y engaña. La cima, aunque pueda parecerlo, no es la de la izquierda, sino la de más a la derecha (lo que pueden llegar a engañar las perspectivas).

En la ascensión al Puig Campana podríamos diferenciar tres zonas. la primera de ellas se trata de una senda que discurre entre pinos, y que supera una redondeada loma por su flanco izquierdo. Este primer tramo no presenta dificultad, y sí algún paso muy bonito. 

Una vez superada esta primera fase, llegamos a los pies del “Barranc de les Marietes”, la famosa Pedrera o Carreró de la cara sur del Puig Campana, visible desde varios kilómetros de distancia.

Si el primer tramo ha sido sencillo, en la Pedrera la cosa cambia.  En apenas un kilómetro habremos de superar 500 metros de desnivel. Hay que evitar las piedras sueltas del centro de la torrentera, tomando las sendas que encontramos a la derecha. 

Existen unos puntos y flechas rojas que nos ayudarán en este tramo.

Hay que subirla con paciencia y al ritmo que cada uno marque, sin prisas, haciendo bueno el dicho de “Andar como un viejo para llegar como un joven”.

Superado este tramo se llega al collado del Bancal del Moro. Desde aquí hasta la cima es bastante más sencillo. Antes de llegar al collado hay que tomar una senda que sube a nuestra derecha. El camino a la cima no tiene pérdida, ya que se encuentra marcado con señales verdes y es bastante sencillo. En apenas 15-20 minutos desde el fin de la pedrera alcanzamos la cima.

Impresionantes vistas de 360 grados de esta emblemática cumbre. Sólo queda bajar de nuevo, con un poco de cuidado y ya está.

Emblemática, bonita y entretenida como ella sola. Un buen reto para probar el nivel físico de cada uno porque os hará sudar….y mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s