Picos de los Infiernos (Octubre 2014)

Ya los teníamos fichados desde que, hará un par de años, ascendimos al Garmo Negro y su espectacular marmolera nos cautivó. Como había que aprovechar el buen tiempo que nos está regalando este verano tardío, decidimos realizar nuestra visita anual a Pirineos para subir a los Infiernos y devolverle al Garmo Negro su osadía.

Los Picos del Infierno son tres puntas que superan los tres mil metros de altitud: Infierno Occidental (3.073 m), Infierno Central (3.082 m) e Infierno Oriental (3.076 m), las tres unidas por una espectacular cresta que, sin ser complicada, da una sensación alpina indescriptible.

La ruta la hicimos en dos jornadas: la primera desde el Refugio de Casa de Piedra en Baños de Panticosa hasta el Refugio de Bachimaña. La segunda desde este Refugio hasta los Picos del Infierno volviendo por el collado de Argualas y completando así una espectacular circular.

Desde Baños de Panticosa, a 1.637 metros, parte, a la derecha del refugio de la Casa de Piedra, una amplia senda indicada por un poste de madera donde pone “Glaciar del Infierno” y que está balizada con marcas rojas y blancas (G.R.-11). Hay que seguir el curso del precioso Torrente de Ba­chimaña.

IMG_8323

El sendero gana altura entre la masa de pinos siguiendo las marcas de GR.

IMG_8326

Después de pasar por un espléndido mirador que domina la amplia cuenca en la que se instala el balneario, pasamos por un estrecho desfiladero donde hay habilitada una sirga de acero que suponemos estará preparada para cuando hay nieve o pasan niños porque nosotros no la utilizamos.

IMG_8331Pasamos por preciosos rincones.

IMG_8335

Volvemos a ganar altura hasta llegar a la campa del Bozuelo, un lugar idóneo para acampar.

IMG_8342

Proseguimos en dirección a la muralla del Fraile, de la que se descuelga la cascada formada por el desagüe de los ibones de Bachimaña.

IMG_8349

Una mirada atrás.

IMG_8353

Situados ya bajo la cascada del Fraile, ascendemos pacientemente la denominada cuesta del fraile. Parece más dura de lo que realmente es.

IMG_8354

Tras sucesivas lazadas llegamos hasta el embalse inferior de Bachimaña donde se asienta el Refugio del mismo nombre y donde también haremos noche. Hemos tardado 1 hora y 20 minutos por un agradable y bello camino. IMG_8361Estamos a 2.177 metros de altura. El refugio está muy nuevo y tiene todas las comodidades que se puede esperar de un refugio del Pirineo.

IMG_8363A la mañana siguiente toca madrugar para aprovechar el benigno tiempo que nos espera y que, según el guarda del Refugio se estropeará a media tarde. Posteriormente nos dimos cuenta de que el tío acertó de pleno oyes.

Para continuar la marcha hay que volver al otro lado del embalse, bordeándolo por la izquierda y enlazar nuevamente con el GR-11.

Como es de noche no apreciamos muy bien la espectacularidad de la zona, pero intuimos la belleza del embalse superior y de los picos que lo circundan. El camino lo tenemos claro, seguir el GR-11 hasta el cuello del Infierno, donde lo abandonaremos.

Antes de llegar a los Ibones Azules, ya de día, se nos abre un panorama grandioso. Vemos por primera vez nuestros objetivos del día: espectaculares. Los tres picos del Infierno y la Marmolera nos dan la bienvenida.

IMG_8377Un vistazo atrás para divisar el pico de Marcadau, a cuyos piés se asienta el puerto de Panticosa o de Marcadau, que une la zona de Panticosa con la zona francesa de Cauterets.

IMG_8380

Ganándole metros a la montaña nos acercamos a los famosos Ibones Azules, que dominan la cara Norte de los Picos del Infierno.

IMG_8389

Cruzamos el arroyo que baja hacia Bachimaña justo por el desagüe del ibón y lo bordeamos por la derecha. Pronto llegamos al ibón Azul Superior, un lago de aguas cristalinas y tranquilas situado a los pies de los Infiernos y del pico de Piedrafita.

IMG_8388A nuestra espalda el sol hace acto de presencia.

IMG_8392

Tras pasar los Ibones Azules tenemos ante nosotros el Cuello del Infierno, pero antes tendremos que remontar la moderada pendiente que tenemos ante nosotros.

IMG_8393La Marmolera en todo su esplendor.

IMG_8394

El Cuello o Collado del Infierno es un puerto clave en la comunicación de las regiones de Bachi­maña y Piedrafita; constituye el punto equidistante entre los embalses de Respomuso y Bachimaña Superior. Los refugios situados a orillas de ambos se pueden enlazar en cuatro horas de marcha.

Ya lo tenemos más cerca.

IMG_8398

Llegados hasta importante collado, situado a 2.721 metros para subir a los Picos del Infierno tenemos que girar hacia la izquierda y abandonar el GR-11, que sigue su camino hacia la derecha, no sin antes deleitarnos con las preciosas vistas del Ibón de Tebarray y su Pico homónimo. Se trata de un lago glaciar que nos recuerda al cráter de un volcán. A partir de este punto, el itinerario deja la vertiente oriental del macizo de Infiernos, la de Panticosa, y pasamos a su vertiente occidental, la de Sallent.

IMG_8406

Los numerosos hitos que hay en esta zona y que unos llevan a la cresta y otros a la ruta “normal” hace que nos equivoquemos en más de una ocasión. Decidimos descender hasta encontrar unos hitos que siguen en dirección Sur y que ya nos llevan por el buen camino.

El ascenso es incómodo y fatigoso, avanzando por entre un caos de rocas que forma una gran tartera. El objetivo es buscar –y encontrar- un tímido collado que hay en uno de los contrafuertes que bajan por el lado Oeste de la cresta de Infiernos.

Este pequeño collado es el punto de paso clave para acceder fácilmente al punto donde debemos iniciar el flanqueo de la Marmolera. Justo en él hay un palo de madera que nos sirve de referencia, pero para albcanzarlo antes tenemos que hacer una sencilla trepada de unos 10-15 metros.

IMG_8407

Ya en el collado, a 2.911 metros de altura podemos ver una de las espectaculares marmoleras de los Infiernos. Realmente cautivadora. El contraste de terreno es impresionante.

Desde el collado en el que nos encontramos tenemos que tomar un sendero que flanquea la Marmolera por su vertiente Oeste hasta llegar al denominado Garmo Blanco, otro pequeño collado que está situado justo en el extremo opuesto de Marmolera a donde nos encontramos nosotros ahora. Al principio el camino sube unos metros de manera brusca y necesitamos ayudarnos con las manos para progresar con seguridad. IMG_8408El terreno es expuesto pero técnicamente sencillo. IMG_8411

Tras superar este primer tramo, la pendiente disminuye y el sendero flanquea la Marmolera por su extremo superior, justo por el punto donde está el cambio de color de la roca. El flanqueo no presenta ninguna dificultad técnica reseñable, si bien el paso es estrecho y hay que prestar atención, un tropiezo podría tener graves consecuencias ya que el grado de exposición es elevado. La lengua de mármol cae cientos de metros por debajo nuestro por la vertiente de Sallent de Gállego.

IMG_8413Enfrente asoma ya el Garmo Negro y sus compis, el Algas y el Argualas, el ibón de Pondiellos y la basa de Galabrosa.

IMG_8414

Desde el Garmo Blanco, a 2.962 m, tenemos que girar hacia la izquierda y subir entre las rocas para ir a buscar la arista cimera. Algún hito nos ayuda a encontrar los pasos más evidentes. Ya nos queda menos para llegar hasta el pico del Infierno Occidental. IMG_8415

Una vez en la arista, avanzamos unos metros más y llegamos finalmente a la cima del pico del Infierno Occidental, a 3.073 metros de altura.

n

i

Abandonamos la cima y nos dirigimos por la cresta, en dirección Sureste, hacia el pico del Infierno Central, el más alto de los tres, atravesando la espectacular y característica marmolera de los Picos del Infierno.

IMG_8426

La arista es lo suficientemente ancha como para progresar con cierta comodidad, aunque en algún momento es necesario mantener el equilibrio con la ayuda de las manos. En algún punto se estrecha y tenemos que prestar especial atención, ya que el precipicio que tenemos a ambos lados impresionante, cientos de metros de caída tanto hacia la vertiente de Panticosa como hacia la vertiente de Sallent de Gállego.

IMG_8427

Espectacular el tramo de arista que acabamos de superar.

IMG_8428Tras más o menos 10 minutos llegamos al pico del Infierno Central, a 3.082m y el más alto de los tres. Estamos a la máxima altura de los Picos del Infierno.

Infierno Central

Continuamos la ruta y desde la cima bajamos hasta el collado que separa el pico del Infierno Central del Oriental.

Desde este collado, subimos por entre bloques de roca hasta la cima del pico del Infierno Oriental, de 3.076 metros de altura. Ya hemos conseguido los tres.

Infierno Oriental

Disfrutamos de la espectacularidad de la zona. Enfrente tenemos el Garmo Negro. Desde los Infiernos le devolvemos la visita de hace un par de años.

IMG_8439 Las vistas sobre la cresta que acabamos de superar son magníficas. Podemos ver otros montañeros que progresan por donde nosotros acabamos de hacerlo.

IMG_8440La zona de los Ibones Azules. Y pensar que apenas hace un par de horas hemos pasado por allí…

IMG_8441

Ahora toca bajar. Como queremos completar una circular tenemos que tomar el sendero que baja hacia Pondiellos. Es uno de los puntos clave, ya que tenemos que acertar con coger la senda correcta. Es el collado que está más a la derecha de la foto y es importante no confundirse con el que parece más evidente, el collado de Saretas.

Para el descenso por esta vertiente tenemos que volver al collado que separa el Infierno Oriental del Central y, muy importante, dejar la peligrosa canal que separa ambos Picos a nuestra izquierda. El sendero de bajada transcurre muy cerca de la canal por su lado derecho en un delicado descenso. Este sendero –si es que realmente se le puede llamar así – es difícil de intuir y baja por una zona de terrazas. La pendiente es muy fuerte. Algunos hitos nos ayudan a elegir el mejor camino.

IMG_8444

En más de una ocasión es necesario ayudarnos con las manos para hacer algún pequeño destrepe y bajar con seguridad.

IMG_8449Ya en la parte inferior de la pared, que se hace relativamente bien con cuidado, tenemos ante nosotros lo que ya hemos visto desde arriba: el Garmo Negro y el Ibón de Pondiellos.

Estamos ante otro de los puntos clave de la ruta: tenemos que ir hacia el collado de Pondiellos, a- 2.809m, situado entre el pico de Pondiellos y el Garmo Negro. Vamos hacia él. Tenemos que seguir a media ladera del Pondiellos siguiendo los hitos que nos marcan el mejor camino. IMG_8453¿Por ahí hemos bajado? Se puede apreciar claramente el collado que separa los Infiernos Central y Oriental y la canal que nos sirve de referencia. Desde esta perspectiva la hemos bajado por la izquierda. IMG_8454

Una vez llegados al collado, nos toca cambiar de vertiente. Dejamos atrás la olla formada por los Infiernos, el Pondiellos y el Garmo Negro y entramos en la vertiente de Baños de Panticosa, lugar que está situado casi 1.200m por debajo de nosotros.

IMG_8458Nuestro objetivo es evidente, lo tenemos muy abajo. Hay multitud de hitos que nos ayudan en la bajada y que nos proporcionan diferentes opciones de descenso. Nosotros seguimos la que baja diagonalmente hacia la izquierda por un caos de rocas. Es fácil perderse, así que seguimos escrupulosamente los hitos que nos llevan hacia la zona herbosa de la Mallata Alta. Hay que tener paciencia.

IMG_8460

Más adelante pasaremos por la zona conocida como la Mallata Baja, un pequeño circo que está situado a los pies del pico de las Argualas.

Seguimos descendiendo alternando trazas claras de sendero con rocas.

IMG_8461

Un vistazo atrás para ver si el Garmo Negro sigue ahí, vigilante.

IMG_8462Finalmente llegamos al lago de los Baños de Panticosa y al refugio Casa de Piedra, punto final de esta espectacular y maravillosa ruta de dos días.

Hemos realizado una de las rutas más espectaculares de los Pirineos, un recorrido circular por el macizo de los Infiernos, que hemos ascendido por su cara Norte y descendido por su cara Sur.

Maravillosa.

Datos de la ascensión (en dos días):

  • Distancia recorrida: 16,72 km.
  • Tiempo Total: Primer día: 1 hora 20minutos; Segundo día: 7 horas 40 minutos
  • Dificultad: Media-Alta. Varias trepadas de I o I+. El tramo de cresta entre los Infiernos Occidental y Central no es complicado, aunque hay algunos pasos expuestos. La bajada por la cara Sur también hay que hacerla con mucho cuidado.
  • Subida acumulada: 1.775 metros
  • Lo mejor: Cruzar la marmolera. Una sensación indescriptible.
  • Lo peor: La bajada hacia Baños de Panticosa sobre todo en su prier tramo donde se atraviesa un caos de rocas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s