Monte Perdido (Septiembre 2012)

Subida a una de las montañas más emblemáticas del Pirineo, de 3.355 metros de altura, con tramos donde se concentran el mayor número de accidentes del Pirineo.

La ascensión la realizamos en dos jornadas, partiendo desde la pradera de Ordesa y haciendo noche en los alrededores del refugio de Góriz para acometer la ascensión al día siguiente.

Para llegar a la pradera de Ordesa, punto de inicio de la ascensión normal a Monte Perdido, en los meses de verano es obligatorio dejar el coche en el precioso pueblo de Torla, donde hay que coger un autobús que en unos 20 minutos nos llevará hasta Ordesa. La frecuencia es también de 20 minutos, la última subida es a las 18:00 y la última bajada desde Ordesa es a las 21:00. Los billetes se compran en una taquilla que está al lado de donde se sale al autobus, por lo que no hay problema posible. Además, el parking para dejar el vehículo es bastante amplio, se encuentra a la entrada del pueblo y es fácil de encontrar.

La verdad es que es una buena excusa para visitar este precioso pueblo situado a orillas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, patrimonio de la Humanidad desde 1.999.

Una vez en la pradera de Ordesa hay que tomar un sendero que nos indica “Cola de Caballo”, que no tiene pérdida. Los primeros tramos discurren sin apenas desnivel adentrándonos en un precioso bosque de pinos y hayas.

Según vamos cruzando el bosque nos vamos asomando a preciosos rincones como éste. Un impresionante mirador colgado sobre la cascada de Arripas.

Después de llanear un rato comenzamos a remontar el bosque. Los desniveles siguen siendo bastante suaves, lo que agradecen nuestras pesadas mochilas.

Vamos echando vistazos hacia arriba para admirar la parte superior del cañón de Ordesa.

El sendero es bastante cómodo y la sombra se agradece.

A punto de salir del bosque pasamos por este precioso rincón mientras el río Arazas discurre por el fondo del barranco.

En apenas 2 horas de caminata llegamos a las Gradas de Soaso, un paraje de obligada visita donde se suceden las cascadas mediante escaleras naturales, formando así una serie de pozas al pié de cada grada.

En terreno ya despejado asoma Monte Perdido (izquierda) escoltado por el Soum de Ramond (derecha).

Una mirada a lo más profundo del cañón para admirar toda la belleza que vamos dejando atrás.

 

En apenas 3 horas llegamos hasta el punto más famoso de esta parte del recorrido, la bellísima cascada de Cola de Caballo, punto de destino de muchos excursionistas que se adentran por el Parque Nacional y donde el Circo de Soaso se cierra.

Tras cruzar el puente de metal que hay al lado de la cascada, para ir al refugio de Góriz, donde acamparemos, es necesario remontar el Circo de Soaso. Para eso tenemos dos opciones: la senda de las mulas, una senda empinada sin mayor complicación que remontar su pendiente; o las clavijas de Soaso, un muro de piedra de unos 30 metros de altura donde hay instaladas clavijas y cadenas sin las cuales sería muy peligroso y complicado subir.

La zona de las clavijas empieza justo al pié de esa especie de cueva que se ve en la foto.

Ya estamos en el punto de inicio de las Clavijas de Soaso, cuya ayuda es indispensable para remontar el circo sin excesivas complicaciones.

La subida por las clavijas, con roca seca, no tiene porqué tener mayor dificultad. Con una mano siempre agarrada a una cadena o clavija mientras nos ayudamos a progresar con la otra se hace hasta divertido. Hay que tener cuidado con el peso de la mochila para que no nos venza hacia atrás, pero en general es una subida sencilla que, con la debida precaución, no nos tiene que dar mayores problemas.

Una vez superada la primera dificultad se abre ante nosotros la magnífica panorámica del cañón de Ordesa.

Ya sólo nos quedan unos 40 minutos para llegar hasta el refugio de Góriz, nuestro destino en esta primera jornada.

Tras 3 horas y 50 minutos desde la pradera de Ordesa llegamos al refugio de Góriz, donde entramos para tomar unas cervecillas, reservar la cena y taquillas para poder dejar el material a la mañana siguiente.

Tras un momento de descanso montamos las tiendas en las campas que se encuentran enfrente del refugio. Es un entorno precioso y hay suficiente espacio para montar la tienda. Hay que buscar la zona menos inclinada posible.

Para entrar en el refugio es necesario dejar las botas a la entrada. Lo bueno que tiene es que hay disponibles crocs para ser utilizados por los montañeros y que aportan cierta dosis de comodidad. Lo curioso es que los crocs de chicas eran de color marfil y los de los chicos…….ejem

La cena en el refugio es bastante copiosa, y la verdad es que no está tan mal: lentejas, ensalada y longaniza con guarnición para llenar nuestros sufridos estómagos.

Ver anochecer es todo un lujo en este espléndido entorno, mientras el sol ilumina con sus últimos rayos la parte superior del cañón de Ordesa, comienzan a aparecer las primeras estrellas en el firmamento.

A las 6:30 de la mañana siguiente toca diana, que el día va a ser largo. Hay que recoger tiendas, subir a la cumbre y después bajar hasta el punto de partida, la pradera de Ordesa. Según salimos de Góriz iniciamos la ascensión en dirección Este para ponernos 300 metros por encima del refugio. El sendero está muy marcado aunque hay que estar atentos porque en algunos puntos se difumina.

Poco a poco llegamos a la primera dificultad del día, un resalte rocoso que hay que superar ascendiendo en diagonal. Son unos 15 metros y tenemos que asegurar el equilibrio agarrándonos en todo momento a la pared que nos protege por la izquierda. Con cuidado no tiene complicación.

Después llegamos a la conocida como “Ciudad de Piedra“, un campo de bloques fruto de algún desprendimiento ocurrido hace muchos años. En este tramo hay que estar muy atentos a los hitos que nos marcan el mejor camino que, de cuando en cuando, nos hace saltar de roca en roca.

Después de superarla llegamos a otra pequeña dificultad que el Perdido nos pone en su camino. Esta vez es un resalte lateral equipado con cadenas y que se supera sin dificultades. Eso sí, una mano siempre en la cadena….por si acaso.

Continuamos subiendo hasta que llegamos a la última dificultad técnica de la subida. Una chimenea de unos 20 metros con muchos agarres y que se hace sencilla. Con precaución, claro.

Tras superar la chimenea llegamos al famoso Lago Helado, a los piés del Cilindro de Marboré, cuyas aguas se infiltran bajo tierra reapareciendo y alimentando la espectacular cascada de Gavarnie, la más alta de Europa con sus 423 metros, ya en territorio francés.

En este punto ya podemos ver lo que nos queda hasta la cima, donde se encuentra el tramo clave de la ascensión: La temida Escupidera. Una gran pedrera de fuerte pendiente y 300 metros de desnivel que afrontaremos primero por la cresta de la derecha, para adentrarnos luego en ella, cruzarla y pegarnos a las paredes de la izquierda hasta el collado superior.

La Escupidera ostenta el triste récord de ser el tramo del Pirineo con más muertes a sus espaldas. Lo que en verano no tiene peligro alguno, en invierno es una zona peligrosísima, ya que si se produce cualquier resbalón la pendiente te “escupe” hacia los cortados (a la izquierda en la foto) a través de sus 5 embudos. El tiempo de reacción es muy pequeño y en invierno hay que extremar las precauciones. En verano no es más que una pedrera incómoda que hay que superar con sufrida paciencia.

En la foto se aprecian perfectamente los embudos y la inclinación de la pendiente hacia ellos. Muy abajo queda ya el Lago Helado.

Una vez superada la Escupidera sólo resta ya ascender un último tramo descompuesto y muy pisado hasta la cumbre.

Y por fin, tras 2 horas y 40 minutos de subida, ¡¡¡CUMBRE!! Monte Perdido, con sus 3.355 metros ya es nuestro. Enorme satisfacción por el esfuerzo realizado y la recompensa obtenida, y unas vistas……uffffff ¡qué vistas! Hace un tiempo espléndido y podemos apreciar tooooooda la inmensidad del Pirineo. Además no hace nada de viento y dan ganas de ponerse a tomar el solete.

Hacia el Sur vemos el cañón de Ordesa, que remontamos el día anterior, vigilado por la punta Tobacor, a la derecha, y la zona de cuellogordo y sierra Custodia, a la izquierda.

Hacia el Este una mirada hacia el valle de Pineta con el vecino Soum de Ramond expectante.

Al Norte vemos el precioso Lago de Marboré con los picos Astazu a la izquierda.

Al Noreste el precioso circo de Troumouse.

Al Noroeste el lago helado vigilado por el Casco de Marboré.

Tras 20 minutos en la cima, disfrutando de la impresionante panorámica que se abre bajo nuestros piés, iniciamos el descenso por el mismo camino de subida. Esta vez la bajada la hacemos con el cañón de Ordesa como protagonista principal.

Pasando de nuevo por la Ciudad de Piedra…

…y por el paso equipado con cadena.

No nos aburrimos del increíble paisaje del que disfrutamos en todo momento.

Ya el refugio, al que hemos tardado en llegar 1:52 desde la cima, hacemos una parada técnica para comer, reponer fuerzas y recoger el material que hemos dejado en las taquillas, que cobraban 3 euros más 2 de fianza.

Una vez ya con todo el equipo emprendemos el descenso a nuestro punto de partida.

Esta vez bajamos por la senda de las mulas en vez de hacerlo por las Clavijas. Es una buena alternativa conocerla de bajada, es relativamente cómoda……

…y permite apreciar en todo momento la parte baja del cañón donde se encuentra la cascada de Cola de Caballo.

Ya en la parte baja del cañón de Ordesa de nuevo el paisaje es de quitarse el sombrero.

Nos quedan casi tres horas para llegar al aparcamiento de la Pradera de Ordesa y coger de nuevo el autobús que nos llevará a Torla. Se nos hace un poco larga la parte final de bajada. El cansancio acumulado y los 15 kilos de mochila se cobran su peaje.

En definitiva una ascensión que se disfruta a cada paso, que discurre por unos paisajes de ensueño y con tramos muy entretenidos y divertidos. La experiencia fue completa, ya que además pudimos gozar del anochecer a 2.200 metros y de dormir con el único murmullo del agua.

Increíble

Datos de la ascensión (en dos días):

  • Distancia recorrida: 32,32 km.
  • Tiempo Total: 11 horas 27 minutos
    • Por tramos (paradas incluidas):
      • Ordesa – Góriz: 3 horas 50 minutos (primer día)
      • Góriz – Monte Perdido: 2 horas 40 minutos (segundo día)
      • Monte Perdido – Góriz: 1 hora 52 minutos (segundo día)
      • Góriz – Ordesa: 3 horas 5 minutos (segundo día)
  • Velocidad Media: 2,9 km/h
  • Dificultad: Media. Hay algunos tramos en los que hay que prestar especial atención, pero que en seco no tienen porqué tener mayor problema.
  • Subida acumulada: 2.214 metros
  • Lo mejor: Todo. Imperdonable no hacerlo alguna vez en la vida
  • Lo peor: La vuelta, en la parte final se hace larga.

20 respuestas a Monte Perdido (Septiembre 2012)

  1. Mikel dijo:

    una pena que no tengáis la ruta GPS, wikiloc, endomondo etc.

    • Hola,

      Ya te enviamos enviado a tu correo el archivo KML con la ruta que seguimos en nuestra subida a Monte Perdido.
      Un saludo y a disfrutarla, que es una subida preciosa.

  2. Alba dijo:

    Precioso, ójala algún dia pueda yo también

  3. Gina dijo:

    Hola,

    En que web puedo ver predicciones de tiempo para 26 de septiembre? Necesito material: piulets, crampones…??

    Gracias por compartir!

    • Hola Gina,

      Aparte de AEMET nosotros consultamos la web de mountain forecast. Además te recomendamos que llames al refugio de Goriz para que te comenten como esta la ruta. Para esas fechas no creemos que haya nieve, suele estar todo limpio, pero como te comentabamos mejor llama al refugio y te darán indicaciones más precisas.
      Un saludo

  4. Carolina dijo:

    Una maravilla de descripción, tengo pensado hacerlo este verano. Hay tramos que impliquen dificultad para una persona con vértigo???
    Podrías por favor mandarme el archivo con la ruta a mi correo?
    Muchas gracias! Pueden echar un vistazo en facebook la pagina Ataque a la cima y su respectiva web y blog, creada por mi pareja con mucho esmero e ilusión.
    Sigan disfrutando de la montaña.

    • Gracias Carolina por el comentario. Te haremos llegar la ruta a tu correo sin problema. En cuanto a tramos con vértigo pondria un par de ellos, pero son muy fáciles y uno de ellos está equipado con cadenas. Además, no tienen mucha exposición y la caída es de muy pocos metros. Todo depende del vértigo que tengas.

  5. Paco dijo:

    Hola,
    ¿Es ascensión apta para personas mayores?

    • Hola Paco,

      La verdad es que nos das muy pocos datos sobre “personas mayores”. Edad, condición física, experiencia en montaña…desde nuestro punto de vista la edad no es relevante (mira a Carlos Soria subiendo ochomiles con 75 años) sino que lo es más la condición física y la experiencia.

      Teniendo esto en cuenta la subida a monte perdido no es difícil técnicamente en verano, sin nieve. Hay algún paso en el que hay que prestar atención pero con las mínimas precauciones se supera sin problema. Asimismo dividiría la ascension en dos partes como hicimos nosotros.

      En resumen, si hay un nivel físico aceptable y se tiene experiencia en montaña (alguna trepada de I, superar ciertos desniveles, andar unos cuantos kilómetros, etc) subir al monte perdido no tiene porque ser complicado, hasta disfruten. Si no se tiene esa experiencia también se puede conseguir, pero costara más. Con nieve lo catalogamos, como mínimo, de difícil.

      Si podemos ayudarte en algo más nos dices
      Un saludo

  6. Olga dijo:

    Hola, podrías mandarme el archivo con la ruta a mi correo? Tenemos intencion de subir la primera quinzena de agosto y el Refugio esta lleno asi que nos tocara cargar con la tienda. Que tal la temperatura por la noche? Porq en lugar de cargar con tanto peso, como esta para hacer vivac?
    Gracias

  7. Joan Alonso dijo:

    Mi pregunta es si podemos llevar un pequeño fuego de butano (butsir). O nos aconsegas cenar en el refugio?
    Gracias.

    • Hol joan.

      Podéis llevar el butsir pero os recomendamos hacer uso del refugio ya que la cena suele estar bastante bien y podéis hacer uso de ella sin tener que estar alojados. Os ahorrais peso.

      Un saludo y a disfrutar

  8. ilarduyin dijo:

    Saludos, lo primero agradeceros esta informacion, esta completisima. Yo queria ir a mediados del proximo mes. si soy bicho de campo pero seria la primera ascension a alta montaña; alguna cosa especial que se ocurra deba tener en cuenta. no se, cuerdas, gatos, casco…. lo que sea,menos ganas que de eso esto sobrao. y ya aprovechando la ocasion si pudierais hacerme llegar el track seria genial.
    muchas gracias

    • Hola

      Te enviamos un enlace a una ruta en wikiloc que es exactamente la que hicimos nosotros. Únicamente al bajar no lo hicimos por las clavijas de soaso sino por el paso de las mulas. Al bajar esta un poco más adelante de la bajada por las clavijas, no tiene pérdida. Son unas zetas por un camino muy marcado que no tienen dificultad.

      En cuanto a material especial, si no hay nieve (que a estas alturas del año no suele haber), no necesitarás nada especial. Lo que sí te recomendamos es ponerte en contacto con el refugio de Góriz para que te informen sobre el estado de la ruta. Además tendrás que tener en cuenta dónde pasar la noche si no quieres hacerlo todo del tirón. Si la pasas en el refugio tendrás que reservar, si no puedes acampar por los alrededores y necesitarás al menos saco de dormir.

      Por lo demás en verano no es una ruta especialmente difícil, en algunos tramos tener precaución pero poco más.

      Es una ruta preciosa. Disfrutarla

      La ruta es esta:

      http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3405789

      Un saludo

  9. Manuel Gil Gonzalez dijo:

    De este año no pasa, tengo q hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s