Kolitza por Pandozales (Febrero 2012)

El Kolitza es una de las cumbres más conocidas de los montes de Ordunte, en su extremo oriental. Está situado muy cerca de la localidad bizkaina de Balmaseda y el Kolitza es, junto con el Gorbeia, Oiz, Sollube y Ganekogorta, uno de los cinco montes bocineros de Bizkaia, desde los que se convocaba durante la Edad Media mediante hogueras y toque de bocinas en sus cumbres, a las Juntas Generales del Señorío de Bizkaia.

En esta ruta primero subiremos la cumbre de Terreros, más alta pero mucho menos conocida, separada del Kolitza por el Collado de las Neveras.

Iniciamos la ascensión desde Pandozales, barrio de Balmaseda que se encuentra a unos dos kilómetros de esta localidad. Aparcamos el coche justo enfrente de este caserío.

Unos pocos metros más abajo comienza nuestra ruta, junto a esta marquesina donde es fácil encontrar las marcas del GR-123, de la “Vuelta a Bizkaia“, que nos acompañarán durante todo el trayecto.

Al de pocos minutos de comenzar la marcha nos encontramos con la primera bifurcación importante: tenemos que tomar el sendero de la derecha en ligero ascenso y abandonar la pista ancha.

Aquí, de frente. Si hay alguna duda no hay más que seguir las marcas GR….(están en el suelo)

….que como vemos están por todos lados.

Seguimos por la pista obviando el senderuelo que se abre por nuestra derecha.

Esta vez sí que tomamos el camino que asciende por la derecha.

En esta roca podemos comprobar que vamos por el camino correcto.

Entre árbol y árbol podemos ver claramente la ermita del Kolitza.

En esta trifurcación seguimos de frente, olvidándonos de la señal que nos marca hacia a la derecha y que nos desviaría de nuestro objetivo de hoy.

Pronto pasamos muy cerca de la fuente Kalera, donde podemos echar un traguito de agua y llenar la cantimplora.

Más adelante salimos del bosque a esta cómoda pista de gravilla.

En este punto tomamos el camino de la derecha.

Un poco más adelante tenemos este desvío a la derecha que nos lleva directamente a la cima del Kolitza por la parte trasera de la ermita.

Como nosotros vamos primero al Terreros seguimos por la pista mientras faldeamos el Kolitza que dejamos a nuestra derecha, hasta que llegamos a la zona recreativa situada junto al collado que separa nuestras dos cimas de hoy. Nos hemos metido en un pequeño lío. Como no queríamos subir por la pista lo hemos hecho un poco “a machete”, pero han sido sólo unos metros de ná.

Una mirada hacia la sierra de Lunada.

La subida hacia el Terreros es sostenida y de fuerte pendiente, por lo que hay que hacerla tranquilos. Casi arriba llegamos a esta especie de portillo que nos dará acceso en pocos minutos a la cumbre.

Tras superar el portillo en pocos metros nos situamos en la cima del Terreros. Detrás, el Burgueño, y más al fondo, el Zalama.

Ual vistazo al Kolitza desde la cima del Terreros.

Descendemos de nuevo hacia el collado para plantarnos en poco tiempo en la cumbre del Kolitza, coronada por esta hermosa ermita en honor a San Esteban y San Roque.

Desde la ermita una mirada hacia el Burgueño y, más al fondo, las nevadas montañas de la sierra de Lunada.

Hacia el Este tenemos el valle donde se asientan las localidades de Sopuerta y Güeñes con el Eretza vigilando a nuestra izquierda.

Hacia el Oeste volvemos la vista hacia el Terreros, por donde hemos venido, y el Burgueño. Se aprecia claramente, además, el collado que separa nuestras dos cimas de hoy.

Mirando hacia el Norte el Armañón y Los Jorrios

Una preciosa panorámica. La verdad es que el día que ha salido es una auténtica maravilla, y nos permite tener unas vistas de postal.

El descenso lo hacemos por la ruta que asciende por detrás de la ermita, mucho más bonita y entretenida que la pista por donde nos hemos acercado.

El sendero pierde altura rápidamente y vamos dejando atrás el Kolitza.

El camino termina junto a ésta fuente, que dejamos a nuestra izquierda para continuar bajando hacia la derecha en dirección a nuestro punto de partida.

A partir de aquí la ruta de bajada es la misma que la de subida que, sin complicaciones, y disfrutando del entorno, nos depositará en el barrio de Pandozales.

Una subida preciosa, muy recomendable y que deja muy buen sabor de boca. Las vistas a los cuatro vientos son de lujo, y en un día claro como este, alcanzan muchos kilómetros de distancia.

Datos de la ascensión:

  • Distancia recorrida: 11,47 km.
  • Tiempo Total: 2 horas 50 minutos
  • Velocidad Media: 4,6 km/h
  • Dificultad: Baja. Las marcas GR son constantes y es muy difícil perderse.
  • Subida acumulada: 707 metros
  • Lo mejor: Los tramos que transcurren por el bosque y las fabulosas vistas desde la cumbre del Kolitza.
  • Lo peor: La progresión por tramos de pista, monótona y de poco sabor montañero.
Anuncios

Una respuesta a Kolitza por Pandozales (Febrero 2012)

  1. Pingback: Fácil de narices | 12meses12montes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s