Collarada (Agosto 2011)

Collarada, con sus 2.886 metros, es la máxima altura de la comarca de la Jacetanía y una de las cumbres más impactantes del Pirineo debido a su amplia visibilidad.

Situada dentro de las sierras interiores del Pirineo forma parte del circo de Ip, en cuyo centro se encuentra el ibón glaciar del mismo nombre. La composición de esta mole, de roca caliza, hace que por el paso del tiempo, las glaciaciones y el agua, contenga un complejo sistema kárstico compuesto de varias grutas, simas y fosas que siguen modificándose por el efecto del agua que recorre su interior en forma de ríos, lagos y sifones.

Las rutas más normales de subida son desde el refugio de La Espata o desde el refugio de La Trapa. Nosotros elejimos esta última que era, sin saberlo,  la más complicada. Aún así, también sin preveerlo, realizamos una ruta cuasi-circular que nos permitió finalizar el descenso en el refugio de la Espata, conociendo así esta ruta, un poco más larga, pero mucho más llevadera.

La subida hasta ambos refugios se realiza en un 4×4 que se contrata llamando a la oficina de turismo de Villanua o presentándose allí mismo. Hay diferentes horarios. Nosotros elegimos el que salía a las 6 de la mañana (creo que sólo existe los fines de semana de verano), ya que el siguiente era a las 7:30. Como la recogida era a las 13:15 y teniendo en cuenta que el coche tarda en subir unos 45 minutos, este último horario nos dejaba poco margen de maniobra para llegar a tiempo, por lo que el de las 6, aunque con madrugón, nos permitía estar mucho más tranquilos y realizar la ascensión a nuestro ritmo. (A la montaña hay que evitar ir con prisas). El siguiente horario de bajada era a las 16:45, muy tarde para nosotros.

El 4×4 te recoge en la misma oficina de turismo de Villanua y el conductor, Eladio, es una enciclopedia andante de la zona, así que cualquier duda o pregunta hay tiempo suficiente para hacérsela, y estará encantado de contaros los pormenores.

Entrando ya en materia, cogimos el vehículo a las 6 de la mañana junto con otra pareja que quería subir a Collarada desde La Espata, y que más tarde nos encontraríamos en la cima.  Sobre las 6:40 ya estábamos en el refugio de La Trapa, a oscuras….y completamente sólos (La foto es de día, extraída del blog domigueroenelmonte.blogspot.com, porque de noche no se veía ná de ná).

Nos pusimos los frontales, encendimos las linternas y pronto vimos las marcas que nos dirigían sin remisión hacia El Hachar, primer escollo del día y que nos daba poco margen de tregua. Así es el Collarada.

El Hachar es una brecha rocosa situada detrás de La Trapa que da acceso a la llanada herbosa que se dirige hasta la base del Collarada. Esta brecha ha sido recientemente equipada con una cadena y recién pintada con marcas verdes y amarillas que facilitan enormemente su paso. Hay dos opciones: subir por la canal o por la cadena que se dirige en horizontal y en sentido ascendente de izquierda a derecha. Buscando los hitos y las marcas no hay pérdida. Hay que tener especial cuidado en la trepada pero con la cadena es mucho más fácil y prácticamente no hay sensación de peligro. (Foto también de día para que veáis la canal por donde está la cadena.)

Tras pasar la cadena ayudándonos puntualmente de las manos nos encaminamos hacia la amplia zona herbosa que asciende sin remisión hacia la cumbre.

Esa ladera en sus primeros tramos es relativamente cómoda, al fondo, cubierta por brumas matinales, está la cima. Parece cerca ¿eh?

Echamos un vistacito hacia atrás escoltados por las primeras luces del amanecer. Podemos ver ahí abajo la zona rocosa de El Hachar que hemos superado. La altura ganada ya comienza a ser considerable.

Pero hay que mirar hacia adelante. La cumbre sigue cubierta por las brumas…

A medida que vamos ascendiendo vemos este cable negro (algún colector de aguas o algo así) que nos va sirviendo de hito. Si lo han puesto por ahí suponemos que hay camino…

Vamos siguiendo la línea del cable y pronto vemos ya la cumbre, despejada de las tempraneras brumas.

Poco a poco, sin prisa pero sin pausa, vamos llegando a la zona de los campaniles. La cosa se vuelve más empinada y nos dirigimos hacia la izquierda para remontar la pendiente y así evitar la zona rocosa que tenemos enfrente.

Una vez debajo de los campaniles giramos a la derecha para dirigirnos a la pedrera que está justo debajo de la cumbre. Maldita bruma….

Situados ya a los piés de la pedrera ya sólo nos queda remontarla hasta la base de la cima, donde vendrá la parte más bonita y entretenida de la ascensión. Parece fácil ¿eh?

Al principio la pedrera se sube más o menos bien, pero poco a poco se va haciendo muuuuuuucho más incómoda, transformándose en un incómodo canchal, donde por cada paso se pierde medio (en el mejor de los casos), ya que es muy fácil resbalarse. En este vistazo atrás es fácil hacerse una idea de lo incómoda que es. Hay que tener en cuenta que la pendiente es bastante pronunciada y dificulta mucho la progresión.

Decidimos implantar la táctica del “asustao”. Cogemos fuerza, nos armamos de paciencia y hacia arriba,  5 ó 6 pasos muy rápidos para evitar que los resbalones nos hagan perder trecho y a descansar de nuevo. Así, innumerables veces. La cima la tenemos al alcance de la mano, pero nunca llega. Aquí vemos la zona de los campaniles superada. Ya queda menos.

Poco a poco, con mucha paciencia vamos ganándole metros al Collarada, hasta que llegamos a la altura de una piedra muy grande que hay casi debajo de la canal que nos dará acceso a la cumbre. En este punto el pedregal se vuelve más cómodo y es más fácil progresar. Así, llegamos a los piés de la canal, que se sube en dos tramos: primero hacia la izquierda, hacia una especia de antecima. La roca agarra muy bien (en seco) y hay presas suficientes como para hacer muy entretenida y bonita esta parte final. Ya divisamos la cumbre…y que no estaremos sólos.

Una vez en la antecima ya sólo nos queda girar hacia la derecha. Es un paso un tanto aéreo, cortado en su parte Norte pero apenas da sensación de peligro. Cresteamos unos pocos metros e iniciamos la trepada final (más fácil aún) que nos llevará a 2.886 metros, la cumbre de Collarada, coronada por un vértice geodésico y una cinta con banderitas de colores. Nos ha costao. Mucho. Pero es increíble la sensación de inmensa felicidad al conseguir el objetivo tras el enorme esfuerzo realizado.

Desde la cima las vistas son alucinantes, y el primero en recibirnos es el Ibón de Ip, que, reflejado por el sol, refleja una belleza espectacular.


Mirada hacia Villanua, pequeñita pequeñita…

No podía faltar un vídeo con las vistas

En la cima nos encontramos con la pareja que subía con nosotros en el 4×4 y que se quedó en La Espata. Ellos subieron por el Collado de Ip. Nos comentan que habían hecho el año anterior la nuestra y que una y no más, así que esta vez habían decidido realizarla por esa nueva ruta para ellos, algo más larga, pero más bonita y llevadera. Como ya habíamos tenido suficiente con la pedrera decidimos acompañarles en la bajada y así conocerla. Efectivamente es muuuucho más llevadera y más bonita. Eso sí, hay que subirla eh?, que también tiene sus rampas. Iniciamos el descenso en dirección hacia el collado de Ip, en dirección opuesta de donde hemos ascendido. El sendero de bajada está señalizado y no presenta dificultad técnica.

Aunque la zona también es algo pedregosa, nada que ver con lo que acabábamos de subir hace media hora. Enfrente divisamos Collaradeta, hermana pequeña de Collarada.

¡Adiós Collarada!

Poco a poco vamos llegando al collado de Ip mientras Collaradeta nos hace signos para que nos acerquemos a su cumbre….¿nos dará tiempo? Tenemos unos minutos de indecisión, quizás nos de tiempo a subir…..

Ya hemos llegado al collado de Ip. Finalmente desistimos del ascenso a Collaradeta ya que andaremos muy justos de tiempo. Paramos y nos damos el pequeño homenaje en forma de bocata de chori. Que nos lo hemos ganao.

Tras el avituallamiento continuamos el descenso hacia ese paso de la foto, dejando a la izquierda Collaradeta

Una vez rebasado este paso, en esta foto vemos perfectamente cómo se las gasta con el Collarada siempre vigilante (es la cumbre que se ve al fondo).

Y seguimos bajando. Aquí se aprecia perfectamente la pendiente para los que bajamos…pero que antes hay que haberla subido. Impacta ¿eh?

Mientras bajamos, la Punta de la Espata se cuadra ante nuestro paso, escoltada por el Bacún Norte

Mientras, la cima de Collarada parece cercana……pero sólo lo parece.

Bonita inclinación…como para subirla en bici

Con cuidado de no tropezar alcanzamos el último escollo del camino, cruzar la brecha rocosa que nos separa del bosque y posterior refugio de La Espata.

Por aquí hemos bajado

Tras superar la barrera rocosa, con precaución pero sencilla, nos internamos en el bellísimo bosque que nos llevará hacia nuestra meta.

Finalmente alcanzamos el camino principal, donde se pueden apreciar en la roca las marcas verdes y amarillas que, junto con los hitos y cairns, nos han ido guiando por toda la ruta.

Y llegamos a nuestro destino, el refugio de La Espata, donde aún falta una hora para que nos recoja el 4×4

Llegamos cansados, han sido casi 6 horas de ruta, con un duro ascenso y un descenso por fuertes pendientes. Sin embargo la trepada hacia la cima, sus impresionantes vistas y el entorno por el que ha transcurrido la bajada ya merecen que esta cima se suba una y mil veces.

Datos de la ascensión:

  • Distancia recorrida: 10,92 km.
  • Tiempo Total: 5 horas 34 minutos
  • Dificultad: Difícil. No tiene dificultades técnicas reseñables pero es cansada, el canchal puede llegar a ser desesperante y hay que tener cuidado al crestear en el acceso a la cumbre.
  • Lo mejor: Sin duda alguna las vistas desde la cima. Irrepetibles
  • Lo peor: También sin lugar a dudas: el maldito canchal
En definitiva una preciosa ascensión, de las denominadas “psicológicas”, en las que hay que hacer ejercicio de paciencia y de autocontrol para evitar caer en la desesperación.
 
Está disponible la ruta en Wikiloc
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s