Alluitz (Noviembre 2011)

El Alluitz es la segunda cima de la Sierra de Anboto o montes del Duranguesado, que forman parte del Parque Natural de Urkiola.

Esta montaña se caracteriza por el precipicio que tiene en su cara sur, con una caída vertical cercana a los 600 m. La cara norte, aunque escarpada, permite una ascensión relativamente corta pero dura, ya que hay que salvar un fuerte desnivel en apenas 3 kilómetros.

La vía normal parte desde las canteras de Atxarte, hoy en día abandonadas, donde existe un amplio parking y podemos dejar tranquilamente el coche.

El camino comienza por pista asfaltada que asciende suavemente a través de las marcas PR que en la foto encontramos en el murete de piedra junto a la ermita.

Al poco de iniciar el ascenso nos encontramos con el primer desvío: hacia la derecha nos iríamos al Untzillaitz. Como no es nuestro caso, tomamos el camino de la izquierda en dirección a Gezelai.

Un poco más arriba giramos nuevamente a la izquierda y abandonamos la pista cementada.

Tras cruzar una valla pronto nos adentramos en un precioso bosque de hayas. El sendero está muy definido.

Tras cruzar el bosque llegamos al punto más crítico de la ruta. Si no estamos atentos nos lo saltamos. Justo en este punto tenemos que coger el sendero que sale a nuestra izquierda señalizado con un cairn bien visible……si estamos un poco atentos.

Una vez en la dirección correcta, cruzamos nuevamente otra valla y nos damos de frente con nuestro objetivo más inmediato, el collado de Artola.

Tras una suave pero continuada subida llegamos al collado de Artola (564 m), donde tenemos la opción de girar a la izquierda y subir al cercano y fácil Aitz txiki (732 m), hermano pequeño de nuestro objetivo de hoy.

Decidimos no desviarnos de nuestra meta y encaramos al Alluitz girando hacia la derecha. Parece fácil ¿verdad?

Iniciamos la subida a través de un marcado sendero. El camino es muy evidente y está plagado de marcas amarillas como las que se aprecian en la roca de la parte inferior derecha de la foto.

Poco a poco nos adentramos en una gran canal que, en medio de una incómoda pedriza, nos llevará hasta plena ladera sur.

Tras superar la canal llegamos a la ladera herbosa y empinada que nos irá acercando poco a poco a la crestería.

Al fondo el Udalatx nos vigila.

Nuestra próxima referencia es un solitario espino que encontramos en medio de tanta roca.

Pasamos junto al espino siguiendo la marcada senda que, siguiéndola hacia el oeste, nos remontará al borde del precipicio.

Ya en la cresta tan sólo nos queda remontar unos metros con el vértice geodésico ya como referencia cimera. El cortado Sur es de quitar el hipo, por lo que hay que andar con precaución en este último tramo, sobre todo si hay niebla o poco visibilidad.

Tras este pequeño repecho alcanzamos finalmente el vértice que marca la cumbre. Unos pocos metros más abajo nos encontramos el buzón y una placa conmemorativa.

No podemos evitar echar una mirada al temido Paso del Diablo, realmente impresionante. La verdad es que ejerce una atracción difícil de contener….

Ahora más cerca.

Tras acercarnos un poco hacia él el viento azota con fuerza y decidimos que ese no era el día adecuado, así que nos damos la vuelta e iniciamos el abrupto descenso por el mismo camino por el que hemos subido.

La vista hacia el Aiztxiki en la bajada es espectacular y se aprecian claramente las vías de subida.

Decidimos dejar la subida al Aiztxiki para otra ocasión, que el tiempo se nos echa encima, e iniciamos poco a poco el descenso hacia las canteras de Atxarte donde hemos dejado el vehículo.

En definitiva una ascensión muy entretenida, no muy larga pero que se hace dura, ya que hay que salvar bastante desnivel en poca distancia.

Datos de la ascensión:

  • Distancia recorrida: 6,08 km.
  • Tiempo Total: 3 horas 12 minutos
  • Velocidad Media: 2 km/h
  • Dificultad: Media. La ascensión no tiene pérdida ya que está marcada en todo momento. La pendiente es exigente desde el collado de Artola y en la cresta especial precaución con el cortado hacia la vertiente Sur.
  • Subida acumulada: 557 metros
  • Lo mejor: El tramo final es bastante entretenido y las vistas sobre el Paso del Diablo y la cresta hacia el Anboto son inmejorables.
  • Lo peor: Por decir algo, el tramo de pedriza de la canal de subida se puede hacer un poco pesado.
Anuncios

2 respuestas a Alluitz (Noviembre 2011)

  1. Natxei dijo:

    Estupendo reportaje.
    Zorionak!!

  2. Phil dijo:

    El paso del diablo se puede esquivar por la parte de abajo, arrastrando el culo por la hierba. A mí casi me da más miedo esquivarlo, pero es menos aereo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s