Una circular redonda

En días donde el horizonte clarea y se divisan paisajes inimaginables es justo concederse un regalo y dedicarse un rato de contemplación que dejará descansada la mente y húmedos los ojos.

Para ello deberemos de acercarnos a un pequeño valle, rodeado de bosques, bajo la Sierra de Cantabria, a un lugar que llaman Pipaon y que perteneció a los Condes de Salinas.

Es allí cuando nos daremos cuenta de la inmensidad que alcanzaremos cuando el cansancio nos obligue a reclamar la cantimplora. Para ello, tras una valla, tendremos que seguir el GR-1, Sendero histórico.

IMG_20150621_090230

Más adelante, en un cruce de caminos, deberemos de abandonarlo para tomar un sendero desdibujado que serpentea en la más recóndito del bosque y nos encarama al collado entre el Recilla, al Este, y el Cervera, al Oeste. IMG_20150621_090600De obligado cumplimiento contemplarlos desde este privilegiado enclave y nuestra será la decisión de acometer el primero…

Recilla

…puesto que el camino seguirá irremediablemente por el segundo.

Cevera

Si visitamos el Recilla habremos hecho justicia, porque la visión de la Sierra Cantabria más agreste nos encandilará.

Continuando por el Cervera, en lo más alto podremos comprobar lo que nos queda. Cumbre CerveraPuede parecer algo fiero, pero es sólo la impresión.

IMG_20150621_094642

El cordal nos dirige, por una trocha bien definida, hasta la siguiente parada: Peña Artesilla. El buzón nos saludará: literalmente.

Peña Artesilla

Para continuar nuestro camino tendremos que estar atentos. Unos metros más allá, siguiendo cordal, veremos un hito de piedras que nos marca la bajada de la Peña. Importantísimo no perderla, porque si no nos tendrá dando vueltas buscando la mejor manera de franquearla.

Una mirada atrás…IMG_20150621_102624

El sendero nos sigue guiando, ésta vez hasta Peña Roja. Visitaremos su cima y luego tendremos que darnos la vuelta para continuar nuestro camino a través del poljé. La entrada al mismo está marcada por hitos, así que no hay pérdida.

IMG_20150621_102606

El camino cruza el poljé, que en ocasiones se cierra ocultándonos el sendero, así que estar atentos a no perderlo. Si no nos despistamos no será complicado. Olvidarse en este punto de conversaciones que nos pueden hacer perder el rumbo.

Por aquí hemos venido, se pueden apreciar bien las trazas de sendero.

IMG_20150621_103638

Atravesada la maraña que dejará huellas en nuestras piernas si no llevamos pantalón largo, nos encontraremos en la bifurcación clave para regresar al punto de partida.

IMG_20150621_103642

Antes tendremos la opción de visitar el cercano Castillo de Vallehermosa. Recomendable encaramarse a su grupa.

La bajada es directa a través de un precioso bosque. Nos olvidamos de desviaciones hasta que llegamos a un refugio de cazadores. De él parte ya, en dirección Este, la pista que nos llevará nuevamente hasta Pipaon, donde, apenados, finalizaremos una de las rutas circulares más bonitas que se pueden hacer por estos lares, aunque es justo decir que la elección es bien difícil.

Si la Sierra Cantabria fuera cum, ésta circular sería laude.

Por si tuvieras dudas, te hemos puesto la ruta en Wikiloc, merecerá la pena.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Araba, Rutas fáciles. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s