Soila: el guardián de Izki

Comandando el precioso Parque Natural de Izki nos encontramos una montaña de perfiles duros en su vertiente Sureste, pero de suaves y amables pendientes en la vertiente Noroeste. Tanto si se sube desde Antoñana (Sureste) como desde Korres (Noroeste) lo mejor y más completo es hacer una circular completita, que tampoco es para tanto.

Saliendo hacia Soila

Saliendo desde Korres, epicentro del Parque Natural, lo mejor es rodear el Soila dejándolo a la izquierda camino de Antoñana. Una vez en la vertiente menos amable pero mucho más bonita, lo adecuado es tomar la senda Agin que, a través de un precioso camino, nos encarama hasta la cresta del Soila pasando por uno de los tejos más grandes de Araba y superando la barrera rocosa a través de un sendero que cuelga de la ladera y en el que podemos ayudarnos de una cuerda instalada a modo de pasamanos. No tiene ninguna dificultad e incluso no es necesaria, pero ayudará a los más aprensivos.

Sendero con la cuerda

Encaramados ya en la cresta cimera, sólo nos queda coronar la cima en un suave ascenso y deleitarnos con una preciosidad de vistas mientras disfrutamos con los vuelos de los buitres que constantemente merodean por la zona.

Cima del Soila

La bajada la realizamos en sentido contrario, bajando por la misma senda Agin en dirección a Korres sin ningún contratiempo.

Senda de bajada

Una preciosa y completa ruta circular

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Rutas fáciles. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s