El Ungino y su ojo que todo lo ve

De silueta muy característica, asomando sobre el valle de Ayala, se encuentra el Ungino. Una montaña bella, de esas que cuando la ves desde lejos uno se dice: tengo que subirla.

IMG_8273

La ascensión desde Madaria no entraña dificultad, si acaso el desnivel que hay que superar en pocos kilómetros, pero como todo, con paciencia y descaro.

Para subir al Ungino hay que rodearlo por la izquierda. Durante este faldeo podemos divisar el ojo que nos mira atento nuestras progresiones. Más tarde seremos nosotros quienes miraremos a través de esta espectacular ventana.

Alcanzamos el portillo de Atatxa y ya podemos ver la suave loma que nos llevará hasta la cumbre. Curioso cómo una misma montaña puede ofrecer dos aspectos tan diferentes dependiendo por dónde se mire.

IMG_8275

Una vez cerca de la cima pasamos justo delante del “ojo del Ungino”, con unas vistas preciosas hacia lo más fondo del valle. Con niebla cerrada habrá que tener mucho cuidado.

IMG_8279

Y, por fin, la cima del Ungino, que en días claros ofrece unas vistas espectaculares se mire donde se mire.

IMG_8282

Bonita subida a una de las cimas más emblemáticas de la Sierra Salvada

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Araba, Rutas fáciles. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s