Candina: Porque no nos dió la gana

“¿Qué, vamos a cima? No, que aquí se está muy bien. Vete tú que a mi me da la risa”

Ese es el resumen de nuestra ascensión al Candina. La vista desde los ojos del diablo era tan espectacular que decidimos quedarnos ahí y nos dió pereza subir hasta la cumbre, y eso que la teníamos muy cerca.

La subida desde el Alto de Candina es sencilla y entretenida, pasando por todos los puntos que hacen del Candina una montaña espectacular: geología, flora, fauna, historia y, por supuesto, paisaje.

004

No será la última vez que pasemos por aquí, porque subir a esta espectacular montaña y luego poder darse un baño en las preciosas playas de Oriñón, Sonabia o Islares, bien merecen no una, sino muchas visitas.

¡Enhorabuena Josetxu! Por fin subes a la montaña que durante tantos años has contemplado desde abajo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Rutas fáciles. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s