El Taillón nos ha sacado el dedo

A veces una retirada a tiempo es una victoria. Si, ya sabemos que nos quedaba apenas un kilómetro, pero a veces hay que saber darse la vuelta a tiempo, que si no igual la hubiéramos liado. El desfase de horarios, pies congelados, la p_ _ _ nieve de los coj_ _ _ _ y algún que otro sustillo nos hizo darnos la vuelta cuando lo teníamos muy cerca después de la fabulosa pechada que nos habíamos dado.

El dedo del Taillón

Eso sí, mereció muchísimo la pena. El sitio ES-PEC-TA-CU-LAR y la experiencia realmente maravillosa. Los paisajes de unas montañas de ensueño, llegar de noche al refugio bajo un cielo estrellado, el culo-ski y, por supuesto, esa fabulosa vista de la majestuosa Brecha de Rolando. Todo ello y mucho más ha hecho que esto merezca verdaderamente la pena en un entorno mágico.

Brecha de Rolando desde el refugio

La nieve lo puso muy difícil, pero hemos superado con sobresaliente la experiencia. Nos ha faltado la matrícula de honor, pero como dijo el famoso Iñaki Ochoa de Olza:

“Si no alcanzo la cima no me he comido la guinda, pero al menos me he comido todo el pastel”

Y bien que nos ha sentao. De ahí no se va a mover.

En breve, el reportaje, que las fotos son una chulada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pirineos, Rutas difíciles. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s