A falta de pan….

No estamos consiguiendo cumplir con nuestros retos pendientes, ero nos pasa como a Alonso, hasta la última carrera hay posibilidades, y Diciembre promete.

Sin embargo nos vamos quitando espinitas, en este caso a modo de via crucis, la que sube desde la localidad de Lemoa hasta el Gantzabal o Lemoatxa.

Partiendo desde la iglesia de Andra Mari, subiendo por el cementerio comenzamos el vía crucis que nos llevará hasta la misma cima del Lemoatxa. Son apenas 45 minutos, con intervalos de pendientes pronunciadas que nos harán sudar un poquito, pero que vendrán muy bien para poner a punto nuestras piernas.

Ya casi arriba, nos desviamos por la ermita de San Antolín para ascender por su trasera hasta la cercana cumbre, maltratada por antenas varias, una gran cruz de hormigón que da buena cuenta del fin del vía crucis y una ermita en estado ruinoso.

Si hemos subido con la family, podremos descansar en la cercana área recreativa de San Antolín, en medio de un precioso hayedo.

Una cima para iniciados, familias y cualquiera que quiera desentumecer músculos en un entorno bonito e histórico.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bizkaia, Rutas fáciles. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s