¡Lo encontramos!

Y es que estaba ahí, oyes, no había más que ir a buscarlo. Un poco de determinación salpicada con unas gotas de esfuerzo (más bien baldes), condimentada con varias dosis de superación y el Perdido que ya no lo está tanto. 12meses12montes ya sabe dónde encontrarlo.

La subida, en dos jornadas, muy bonita, muy entretenida y físicamente exigente. Aunque no hay tramos muy técnicos hay que superar alguna que otra dificultad que Monte Perdido pone en su camino, pero piano piano se superan sin contratiempos. Lo de la “escupidera” ya es otro cantar. Subir cuesta (nunca mejor dicho), pero al menos bajar se hace hasta divertido entre tanta piedra suelta. Sin nieve no tiene problemas. En invierno no queremos ni pensarlo.

Tuvimos la subida soñada: un tiempo espectacular, tramos muy entretenidos, divertidos y con unas vistas de impresión, que abarcaban prácticamente todo el Pirineo. El Perdido ya lo está un poquito menos.

Aquí está el reportaje

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pirineos, Rutas difíciles. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s